sábado, 11 de julio de 2009

Sí, quiero

Sí, quiero

ponerle fin
a este tormento,
a este dulzor añejo.

Sí, quiero

arrancarlo y guardarlo
en un rincón
sagrado
pero fuera
de mi vida.

Sí, quiero

Mi vida
que acompaña, espera
acepta y entrega
una tierra prometida
para mis caprichos.

Sí, quiero
una patria
y también
una partida.


Sí, quiero.

(Es tan perfecto el amor
por su argumento
que no tiene ni una sola idea)






by Estela Gomez Czornomaz

lunes, 6 de julio de 2009

esencia de prana


EL GOZANTE

Me dejo estar sobre la tierra porque soy el gozante.
El que bajo las nubes se queda silencioso.
Pienso: si alguno me tocara las manos
se iría enloquecido de eternidad,
húmedo de astros lilas, relucientes.
Estoy solo de espaldas transformándome.
En este mismo instante un saurio me envejece y soy
leña
y miro por los ojos de las alas de las mariposas
un ocaso vinoso y transparente.
En mis ojos cobijo todo el ramaje vivo del quebracho.
De mi nacen los gérmenes de todas las semillas y los riego con rocío.
Sé que en este momento, dentro de mí,
nace el viento como un enardecido río de uñas y de
agua.
Dentro del monte yazgo preñado de quietudes furiosas.
A veces un lapacho me corona con flores blancas
y me bebo esa leche como si fuera el niño más viejo
de la tierra.
De cara al infinito
siento que pone huevos sobre mi pecho el tiempo.
Si se me antoja, digo, si esperase un momento,
puedo dejar que encima de mis ingles
amamante la luna sus colmillos pequeños.
Zorros la cola como cortaderas,
gualacates rocosos,
corzuelas con sus ángeles temblando a su costado,
garzas meditabundas
yararás despielándose,
acatancas rodando la bosta de su mundo,
todo eso está en mis ojos que ven mi propia triste
nada y mi alegría.
Después, si ya estoy muerto,
échenme arena y agua. Así regreso.

MANUEL J. CASTILLA

La música en la plaza

Viví frente a una plaza.
Nada más bonito que una plaza
viéndola pasar desde un automóvil raudo.
Es un sueño vivir
frente a esa reunión de árboles y de plantas.
Pero mejor no indagar el sueño
y tratar de describirlo con íntima paciencia.
Empezaré de nuevo
pues vivo frente a una plaza
y quiero decir lo que siento.
La plaza ha sido destruida
y reconstruida mil veces.
En la primera versión
un tigre estaba en primer plano.
Llegó en un camalote
que flotaba en la orilla del agua
del río color dulce de leche.
Dos hombres lo vieron llegar
y pensaron matarlo.
Uno pudo hacerlo sin matar al otro.
Apuntaron los dos con sus rifles
y uno de los dos mató al tigre.
Cuál fue nunca lo supieron.
Oigo la música sobre el palco,
y veo la tarima labrada
para conciertos al aire libre.
La música de hoy es de Borodin
y mientras la escucho imagino el mundo.
Sobre el pasto la gente escucha.
¿De quién es esta otra música?
Sin duda, de un ruso.
Me gusta. La escucho,
pero el calor me oprime
y apenas puedo sentir el perfume
del árbol que más quiero: la magnolia,
y otro, se me ocurre,
de la misma familia: el gomero.



Silvina Ocampo (mi Sibila)

Poema publicado por primera vez por Noemí Ulla en VOX arte+literatura y otros magnetos. Revista Objeto, Bahía Blanca, III, 8, 1999.

El alma dice (Epílogo)

Ser mantenida así por la fragilidad, por la perfección de la forma.
Por el sentido. Como donde yo debo ir adonde tú vas,
yo debo tocar lo que tú tocas,
con hambre, con aburrimiento, el rocío del mar, el boleto…
Destilada en tu ser ¿me estás escuchando?/puedes oírme)
en tu idioma, el por qué…

El relumbre de un voz. El río resplandece.
La madre sacude el mantel abierto al viento.
Allí, mientras la tela desciende: el alfabeto de lo maduro,
lo que es, lo que pudo haber sido.
El pan sobre el mantel. En la hierba los grillos con su canto agudo,

Oh, despójame de mi vestimenta mágica. Así
[deja caer su ropa]
Yace allí, arte mío.

(Esta es una forma de la materia de la materia ella cantaba)

(Donde se detiene la prisa) (y se la mantiene quieta) (pero no se la extingue) (no)

(Así que escuchad, escuchad, esto os calmará) (si es eso lo que queréis)

Bien, dije, ahora voy a ir al encuentro de lo que yo comparo con
(aunque la ola se rompa y me hunda de risa)
una ola rompiéndose, una ola hundiéndome de risa-.


Jorie Graham (trad. de Fabián Iriarte)

La superficie

Tiene un agujero. No solamente en el lugar donde yo
me concentro.
El río todavía retorciéndose, haciendo cintas,
en su arre-
molinarse, sus frías iluminaciones, su velocidad
de nudos apretados y su
calma – mensajes en susurros que disuelven
a los mensajeros –
el río todavía reverberando en sus puñados, sus montones,
sus vidriosos
momentos de olvido bajo el río de
mi atención-
y el río de mi atención reposando –
doblándose, volviendo a juntarse – sobre las rápidas [discontinuidades y los ventosos
obstáculos-
y la superficie haciendo olas bajo la atención del viento –
haciendo olas sobre las acumulaciones, las aquietadas permanencias
a la deriva
del frío
lecho.
Digo iridiscente y miro hacia abajo.
Las hojas muy quietas mientras son arrastradas.



Jorie Graham
(trad. de Fabián Iriarte)

La mente

La lenta obertura de la lluvia,
cada gota que se rompe
sin romperse en
la que viene después, es una descripción
de la mente, inquieta
y sincopada. No muy diferente
de los colibríes,
que imaginan que sus alas
son sus corazones, o de las golondrinas,
que creen que el horizonte
es una línea que pueden levantar
y dejar caer a voluntad. ¿Qué
es lo que buscan? Los álamos,
en avance o en retirada,
pierden su estatura
igualmente, y sin embargo permanecen
firmes, haciendo planes
para volverse más
imaginarios todavía. La ciudad
dibuja la mente en sus calles,
y las calles la toman a la fuerza
desde sus intersecciones
donde un poco
no pertenece a nadie. Es
lo que va recorriendo
todas las porciones estacionarias
del mundo, la parte
de gravedad en los objetos. Las hojas,
apretadas contra la ventana
húmeda del suelo
de noviembre, siguen sin ser bienvenidas
hasta que se transforman, partes
de un rompecabezas que no se puede
resolver hasta que los bordes
ceden un poco y se ablandan. Miren
cómo el dibujo en ese momento
se vuelve claro,
la mente entra a la tierra
más fácilmente de a pedazos,
volviéndose más rica por eso.

(trad. de Fabián Iriarte)

lunes, 29 de junio de 2009

El desarrollo es un viaje con más náufragos que navegantes (E.G.)


Como viene la mano

(dibujo con hoja Block la del castillito y pilot microínfima negra, mientras leía allá por los noventa, Las venas abiertas...)

lunes, 20 de abril de 2009

Peladillas


Sí, quiero.
Mis malos sueños buenos
alertas que alivianan las torturas
durante el reposo

guerrera aérea

descansa
un poco
la cabeza.

Estela S. Gomez Czornomaz



sábado, 4 de abril de 2009

METEJÓN ONANISTA


Sí, quiero
conseguir
un maridito
un nene, me parecés
un buen partido

me dejo

por goleada

te atajo
todos
los penales

es una pena
que temas

qué de temas
tendríamos
para conversar

vos y yo aquí
adentroadicta
a las canciones
a las melodías
escurridizas

tu deseo me desliza
y no me resbala
sí, parecés medio bala
balaría en tu cama
berreo y no pataleo
leo y releo
relamo
el hombro de mi amo
rrrrrrrrrr
y aquí vos
yo
subtitulo
tu sonrisa
no te llamo

la atención

soy o no soy
mujer maravilla
adivina
también puedo ser
sardina que alimenta
a sirenitas

puedo ser la que quieras
que sea y que a mí me plazca
en dónde se me dé
la gana me place
de lugar y de placer

sé armar con un papel
una vida a mis pies
soy poeta
no importa
con quién
Esté
una y otra
vez


Cosecha 2008: Estela S. Gomez Czornomaz

jueves, 26 de marzo de 2009

¡funckin'n butterflies!


pensaba la rana
me las comí
y ahora
me vuelan
la panza


"Basta, para que haya ritmo, que las líneas de nuestros sentimientos y pensamientos formen un dibujo melódico intencional (...) El ritmo da coherencia placentera a las sensaciones con que el cuerpo acompaña lo que se quiere dar a entender. Porque emociones, voliciones, ideas, imágenes, etc., nos excitan; al excitarnos, sus mudables intensidades se traducen en movimientos musculares y vasculares; y estos movimientos psicofísicos, acompasados en ritmo, nos dan placer." (Enrique Anderson Imbert)




my wish, expresado en colores by Drew Brophy
Sea

sábado, 21 de marzo de 2009

MAR


por mi parte, repelente

la idea de no volver

a verte la cara

averiguarte

en luna llena

los destellos nacarados

en la arena y en tus arrugas

horizontales, mis deseos
cóncavos y convexos

como besos al sol

arropados

en las comisuras

confitadas de mis labios

mientras mi lengua

implora a más, ¡Mar!, no poder:

¡Volverte a ver!
Cosecha 2008: Estela S. Gomez Czornomaz

alma mater


de noche se ilumina
madre nutricia
mía resistente
mío perenne
tironeo
entre tus menús
y mis deseos

Cosecha 2007: Estela S. Gomez Czornomaz
(Laura, per-filosa y Patricia, fotógrafa)

domingo, 15 de marzo de 2009

En la festividad del triunfo de todos

Avispón del domingo
— una necesidad de lo bonito —
sabrosa domesticidad
como una seguridad que parte
de la sobremesa
de la despedida del bienvenido
— que se queda a medio camino —
en una región central del fuego.

En una fuente de plata fría
de muy altiva dignidad
las frutas ofrecidas
los ojos muy abiertos
— como una salamandra
sin temor a cegarse —.

Entre la religiosidad del tuétano
y el fósforo abrillantado de la osteína
la divinidad
lo ajusta como un costillar
— y por una precisa y rápida paradoja —
su vida como prisionero impulsa.

Plato de La Voluntad
el primor inapelable
el otro refinamiento
— anterior a las transmutaciones
del fuego— aquella esencia

como un segundo dulzor
amplía con su gota
las metafísicas variantes
del gusto.

Sanguínea flor de feria que se suelta
como amuleto en los carritos madrugadores.

Poeta mala
necesaria
signo de la corrupción
de la fruta.




(Con admiración y cariño mi pequeño homenaje al nutritivo Lezama Lima, siempre.)

sábado, 14 de febrero de 2009

sed e imperialismo

todo lo que hago
me delata


I’m falling in love

y se me nota

¡es san valentín!
¡y voy a celebrarlo!

que por criticarlo
no logré
ningún regalo





Cosecha 2005: Estela S. Gomez Czornomaz

viernes, 13 de febrero de 2009

Sacro Mental

Por esas cosas del decir, el día viernes es en veneración a Venus.
Las plegarias entonadas en su nombre
¡Ven Venus es Viernes!
expanden los límites de nuestras jornadas
hacia el infinito y más allá del aquelarre
que vendrá con el sabath y del descanso
-bien ganado por calaveras que no chillan-
en la siesta dominical, en las caricias al sol.

El cielo no puede esperar y gracias a Dani Umpi con su video poesía, junto con Esteban García y su poema California, que está en Todos putos (Una bendición) de Editorial Belleza y Felicidad, se alimenta nuestra fe.

Que así sea.

¡ei vo poseida!

lunes, 9 de febrero de 2009

AUTOAMOR


Que el miedo no sea el eje
Que la angustia no sea la carreta
Que la ansiedad no sea el camino

Que se mueva al ritmo
de la respiración y los deseos
Que escuche y sea barullera
Que al sol queme los hombros
Que a la sombra encuentre reparo

Que en el agua sea
y en la tierra nutra

la semilla de la huella.






Cosecha 2008: Estela S. Gomez Czornomaz

mi dogmatismo libertario








a dónde ha de llevarnos

amada mía
a dónde ha de conducirnos

tu precisión artepurista
tu figura ceñida a la cita
mis páginas levantinas
mis plumas sopladas
por el deseo


Sea en donde quiera
y que nos encontremos
a resguardo
cada una en la cornisa
de nuestras sonrisas

glosándonos
a pie de pagina
a pie juntillas


Estela S. Gomez Czornomaz
Mamá yo quiero un novio bont vivant
Que me saque a pasear
Que me sepa cenar
Que sea la lúdica realización de mis sonetos
Que me dé de tomar shampang
las tardes de sol
Que tenga una cama hedonista
y una sonrisa organizada
Que me cante a bocanadas
canciones de Frank Sinatra
Mamá yo quiero un novio bont vivant




Estela S. Gomez Czornomaz. En: 9 antología de poesía. Ediciones Vox, Bahía Blanca, 2003.